Los extintores son uno de los elementos de protección contra incendios en Zona Franca, Barcelona más utilizados. Para asegurarse de que funcionan correctamente la empresa fabricante realiza el timbrado, un proceso que se debe repetir tres veces más a lo largo de la historia del mismo en el llamado retimbrado. Este proceso se repite cada cinco años ya que los extintores tienen una vida útil de 20 años, posteriormente hay que comprar un nuevo aparato.

Para realizar el retimbrado de estos sistemas contra incendios se saca todo el polvo de su interior, que se guarda a buen recaudo para luego volver a introducirlo. Una vez vacío se llena de agua y mediante una máquina de presión se le aplica la misma que tendrá el extintor. De esta forma nos aseguramos que no hay fugas ni nada parecido.

Posteriormente se saca el agua y el extintor se seca con mucho cuidado. Este paso del proceso es fundamental porque el polvo del extintor no puede entrar en contacto con el agua si queremos que funcione adecuadamente. Por ello se utiliza una máquina específica. Una vez que el extintor esté seco se vuelven a introducir los polvos y se le pone la presión correspondiente, que dependerá del modelo en concreto. Tras este proceso se marca la fecha y queda a la espera del nuevo retimbrado cinco años más tarde.

En Visufoc conocemos la importancia de la seguridad y la protección contra incendios en Zona Franca, Barcelona, por eso te ofrecemos servicios integrales especializados de la mano de nuestro equipo de profesionales.